VECTORMAN 2

Con su llegada tardía, el segundo Vectorman pudo beneficiarse de los avances en técnicas de programación de su sistema anfitrión, y pudo también vanagloriarse de ser uno de los mejores ejemplos de la tecnología de 16 bits.

Pero, con la mayoría de usuarios dando el salto a la siguiente generación de hardware, la audiencia a la que se dirigía era limitada.

Quizá por ello Vectorman 2 pasó inadvertido, pero eso no impide que sea considerado uno de los mejores títulos de su género durante los estertores de Mega Drive.

Un elemento decisivo reside en su envoltorio, con su impresionante precisión, sus detallados gráficos y un nivel de animación rara vez visto en su época – una ventaja derivada de utilizar los modelos 3D en tiempo no real -.

Además, los efectos visuales se ven arropados por un potente sonido y una puntuación que se adapta perfectamente a la acción.

Y de acción va sobrado.

El título atrapa irremediablemente desde el principio – literalmente, puesto que se salta en paracaídas -, y el ritmo nunca disminuye a lo largo de los veinticinco niveles meticulosamente diseñados y poblados por insectos mutantes, gran potencia de fuego y un buen número de objetos para atrapar.

Los controles están tan pulidos como la propia acción, respondiendo magistralmente en todo momento y haciendo que resulte difícil atribuir al juego los propios errores.

Aunque el único elemento sorprendente al volver a disfrutar con Vectorman 2 radica en el nivel de dificultad.

Los títulos antiguos son normalmente más difíciles que los recién llegados, pero en este caso la experiencia resulta brutal, y hasta que el cerebro se adapta a su inolvidable carácter, el esfuerzo es considerable incluso desde el primer nivel.

Pero hay que perseverar, porque sigue ofreciendo una experiencia increíble.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.