VIB RIBBON

Vib Ribbon PlayStation Pixel Art Xtreme Retro Music

En Xtreme acostumbramos a resaltar todo tipo de excentricidades, como algunos juegos estúpidos que, sin embargo, causan furor entre el público japonés.

Pero en esta ocasión os queremos recomendar un programa diferente.

Una pequeña delicia que responde al nombre de Vib Ribbon.

El título en cuestión fue desarrollado por Masaya Matsuura, creador de PaRappa the Rapper y Um Jammer Lammy, entre otros, y lo podríamos calificar, a grosso modo, como una genialidad minimalista de la vieja escuela, en exclusiva para los 32 bits de Sony.

Dicho lo cual, olvidáos del mapeado de texturas y otras exquisiteces, pues aquí no se pretende llevar hasta el límite las prestaciones de PlayStation.

Y es que Vib Ribbon basa casi todo su atractivo en gráficos vectoriales confinados al blanco y negro.

El concepto es simple, qué duda cabe, pero igualmente adictivo.

Basta con insertar vuestro CD-Rom favorito en la consola, y éste genera una suerte de escenario mediante líneas oscilantes.

El objetivo consiste en utilizar diversos botones para que el personaje – una coneja, para más señas – cruce el paisaje sonoro evitando las líneas que fluctúan al compás de la música.

A medida que supera fases, la protagonista irá evolucionando; con lo que el juego también adquiere cierto componente de mascota virtual.

Lo mejor de Vib Ribbon, no obstante, es que su dificultad, variedad y duración dependen de vuestra creciente colección de discos.

Sobrevivir a una balada de Alejandro Sanz, por citar un ejemplo posible, resulta más llevadero que evitar los loops y violentos cambios rítmicos de grupos como Prodigy, capaces de aplastar, con relativa facilidad, al sufrido animal.

Por desgracia, tal como suele ocurrir con este tipo de producciones, aquí pasó sin pena ni gloria por el mercado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.