VIRTUA NBA

¿Alguna vez has oído la expresión “mantén los pies en el suelo y la cabeza en las nubes“?.

Seguro que ni se te ocurre la forma de seguir este consejo… a menos que seas jugador de la NBA.

Estos portentosos atletas parecen de goma, y son muy capaces de colgarse de las estrellas sin olvidarse de aterrizar una y otra vez sobre el parqué.

Un respeto, que estamos hablando del segundo deporte más popular del universo, aunque la distancia que le separa del fútbol sea cada vez mayor.

Además, esta vez el baloncesto ha caído en buenas manos.

SEGA ya se apuntó un tanto de consideración con su modélico NBA 2K para Dreamcast y su arcade de fútbol, Virtua Striker, es uno de los mejores juegos deportivos que se recuerdan, a pesar de que ha sido pobremente convertido a consola.

Pero es que SEGA no es una de aquellas compañías que viven de rentas.

Tan sólo un mes antes nos sorprendió con su excelentísima recreativa Virtua Tennis, y ahora llega el turno de ver lo que da de sí esta alianza entre el espiral y la liga deportiva más poderosa del mundo.

Como era de esperar, el juego es de muy alto nivel.

SEGA ha representado y renderizado todos los equipos de la NBA, y ha vuelto a hacer un uso excelente de su sistema Naomi.

Los gráficos hacen que la expresión “calidad arcade” vuelva a tener pleno significado.

Virtua Tennis ya conseguía algo parecido, pero hay que valorar que, en este caso, son diez los detalladísimos jugadores que se mueven al mismo tiempo con una naturalidad asombrosa y que hay mucho más público aplaudiendo, levantándose para celebrar tus canastas o agitando bufandas.

Los controles son el colmo de la simplicidad: un par de botones, uno para tirar y bloquear, y otro para pasar y robar.

Y pasemos al punto esencial, ¿qué tipo de emociones ofrecía Virtua NBA a cambio de nuestras monedas?.

Volvemos al dilema existencial de casi todos los simuladores deportivos, ¿vale la pena apostar por acercarse a la realidad lo más posible o es mejor sacrificar algo de exigencia en la simulación en beneficio de la jugabilidad?.

Amusement ha buscado un equilibrio, aunque con marcada preferencia por el realismo.

Esto no tiene nada de malo, pero si el baloncesto no es tu deporte, Virtua NBA puede parecerte una experiencia confusa y algo frustrante.

En un juego de fútbol es bastante más fácil familiarizarse con los principios básicos, pero, ¿sabe todo el mundo cómo defender al hombre cuando el equipo contrario hace una pantalla?.

Más aún, ¿sabes tú lo que es una pantalla?.

El principal obstáculo al que se enfrenta este juego es, en cualquier caso, la obvia comparación con NBA Jam, de Midway.

Esta mítica serie optó por tirar por el camino del medio, sacrificando la simulación para garantizar una muy alta jugabilidad.

Sus partidos dos contra dos eran de lo más divertido que podía encontrarse en un salón recreativo.

Menudeces aparte, SEGA ha sido fiel a la letra y el espíritu del baloncesto y nos presenta un cinco contra cinco con todas las licencias al día.

La pregunta es, ¿qué prefieren la mayoría de los jugadores?.

Y la respuesta sólo la conoce la caja registradora.

PROS Y CONTRAS

El juego lleva el realismo un paso más lejos, atesora los mejores gráficos de su época, licencias completas y al día, y por si fuera poco, los controles son el colmo de la simplicidad, pues tan sólo tienes dos botones de que preocuparte.

Aunque es lento en comparación con NBA Jam, y si no entiendes de baloncesto lo encontrarás aburrido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.