VIRTUA RACING DELUXE

Desde los confines de la jugabilidad, por fin llegó a nuestras manos uno de los lanzamientos más esperados para 32X.

Virtua Racing Deluxe dista mucho de ser una adaptación mediocre o una conversión vulgar; el título que nos traemos entre manos es prácticamente como el arcade original, tal como fue concebido por AM2 para los salones recreativos.

Pero mejor, vayamos por partes.

Después de tanta noticia contradictoria, tanto reportaje y tanto alboroto sobre este apetecible cartucho, ha llegado la hora de examinar concienzudamente uno de los títulos que, seguramente, más llamarán la atención a los actuales propietarios del maltrecho add-on de SEGA.

Por el momento, no os vamos a insistir más sobre el célebre tratamiento poligonal del juego, la calidad de las producciones de la compañía AM2 o las típicas comparaciones entre Daytona USA, Ridge Racer y Virtua Racing.

En esta ocasión, intentaremos diseccionar exhaustivamente todo lo que encierra este gran título para la máquina de SEGA.

Todos conocéis la recreativa y, probablemente, os sabréis de memoria todas sus impresionantes características.

Pues bien, Virtua Racing Deluxe mantiene todas y cada una de las virtudes que encumbraron al programa original.

Además, incorpora elementos inéditos que superan globalmente algunos apartados de la recreativa.

Increíble, pero absolutamente cierto.

Una de las notas básicas que hizo célebre a la coin-op consistió en la posibilidad de contemplar el desarrollo del juego desde cuatro vistas diferentes.

Si la versión para Mega Drive ya las mantenía de una forma soberbia, imaginad las prestaciones que ofrece el 32X en este sentido.

Pocas veces habíamos podido contemplar un zoom in y zoom out tan magistrales como los apreciados en este lanzamiento.

Y no hemos hecho nada más que empezar, ya que con estas cuatro panorámicas como firmes cimientos se levanta un auténtico monumento de jugabilidad, que dejaba en simple anécdota todo lo observado hasta el momento.

Pero, vamos a iniciar nuestra singladura particular con el apartado de coches.

Al clásico Fórmula 1 se le han unido dos vehículos más: un sobrio stock y un vertiginoso prototipo.

El Fórmula 1 es, sin duda, el coche más equilibrado, puesto que su velocidad punta es muy elevada y su control resulta bastante sencillo de asimilar.

El stock no alcanza los límites de rapidez del Fórmula 1, pero es probablemente el más seguro de todos, porque apenas se percibe la fuerza centrífuga al tomar las curvas.

Por último, el prototipo es una auténtica obra maestra de la mecánica.

Su impresionante velocidad se ve mermada por las enormes dificultades de control que presenta, a partir del momento en que la aguja de su cuentakilómetros excede la abrumadora barrera de los 300 km/h.

No obstante, aún no hemos acabado con la agenda de nuevos fichajes ya que, además de las variantes de juego que incorporan estos dos monoplazas, debemos apuntar en el haber de este cartucho los dos circuitos que se añaden a los tres trazados ya conocidos.

Su longitud y acierto los convierten en los más espectaculares y complicados del conjunto.

Los puntos a favor en el apartado de jugabilidad no se han agotado puesto que, respecto al arcade, se ha incorporado la opción de grabar nuestros mejores tiempos y vueltas más rápidas en cada circuito, en virtud del coche que hayamos seleccionado.

Este detalle hará que el hecho de poder rebajar los registros de nuestros anteriores giros se convierta en una frenética obsesión.

Para los aficionados a superar los más extraordinarios récords se ha añadido una modalidad de juego llamada Time Attack, en la que se prescindirá totalmente del resto de competidores para buscar nada más que el mejor tiempo por vuelta.

Esta modalidad es, probablemente, la que más quebraderos de cabeza os provocará y, junto con la opción de dos jugadores simultáneos a pantalla partida, será la alternativa que os proporcione mayores momentos de diversión al pasar la fiebre de las primeras semanas.

Siguiendo con las novedades, los programadores han incorporado también la posibilidad de repetir toda la carrera al estilo de una retransmisión deportiva, colocando las cámaras a lo largo de todo el circuito.

Además, podemos controlar un espectacular zoom en una perspectiva cenital realmente magistral.

En cuanto a opciones, señalar que podemos elegir entre: tres distintos niveles de dificultad, configurar el mando a nuestro antojo, y escuchar todas las melodías y efectos en un genial sound test.

El sonido es uno de los apartados que más ha ganado en este lanzamiento, gracias a las propias características del 32X.

De este modo, se nos ofrecen unos efectos de adelantamiento y un rugido del motor, que pueden considerarse como los más acertados hasta la fecha en la historia de los juegos de velocidad.

Las melodías son escasas, pudiendo escuchar una por circuito y los fantásticos acordes de la presentación.

Podríamos seguir días y días cantando las excelencias de este sensacional cartucho, pero creemos que las pantallas de este artículo constituirán un argumento suficiente para admirar un juego que, como os hemos dicho, en algunos aspectos supera incluso al arcade original.

EN SÍNTESIS

Ver cientos de polígonos moviéndose a una velocidad vertiginosa, en una pantalla de televisión, se convirtió aquí en toda una realidad.

El género de la simulación automovilística tiene un rey indiscutible en el escaso pero selecto catálogo de 32X.

En definitiva, una joya de la programación.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.