WACKY RACES

Wacky Races es una de las más prestigiosas series de dibujos animados producidas por Hanna & Barbera, que se emitió en España bajo el nombre de Los autos locos.

Los más talluditos del lugar recordarán que un grupo de pirados participaban en una carrera de despropósitos con unos coches repletos de increíbles gadgets.

Por fortuna, Infogrames decidió rendirle un merecido homenaje en forma de videojuego a esta serie, que por derecho propio ya forma parte de la mitomanía televisiva.

Por ello la compañía francesa desarrolló una agradecida versión para Dreamcast – entre otras muchas plataformas -, con la que buscaron el reflejo más fidedigno de las peripecias de tan alocados personajes.

Así, el juego se inscribe, lógicamente, en el género de las carreras, y cuenta con una base bastante sólida sobre la que apoyarse.

Huelga decir que desde la primera partida se podrá escoger entre ocho conductores, que cuentan con sus respectivos automóviles y acompañantes.

También se incluyen otros tres participantes – entre los que se encuentran el entrañable Pierre Nodoyuna y su perro Pulgoso – que podrán controlarse una vez se haya demostrado la pericia necesaria al volante y una completa falta de respeto hacia el resto de conductores.

Este último requisito se antoja fundamental, ya que para ganar deberéis convertiros en unos auténticos trileros del asfalto e incurrir en todas las trampas posibles.

Tendréis, por tanto, que olvidaros del juego limpio, buscar atajos con el objetivo de arañar unos segundos al cronómetro, y utilizar las mejoras de cada vehículo contra el resto de participantes igualmente tramposos.

En este sentido, uno de los elementos más cuidados es el diseño de los gadgets, pues cada personaje dispone de seis en exclusiva, aunque sólo podrá utilizar tres de ellos en cada carrera.

Otro de los atractivos radica en el sentido del humor desbordante que ya caracterizaba a la añeja serie, y que producía amagos de infarto entre los responsables de la Dirección General de Tráfico.

Bromas aparte, la opción multijugador y la traducción al castellano se suman al resto de virtudes que a buen seguro encandilarán a más de uno.

En cualquier caso confiemos en que para entrenaros no optéis por enganchar punzones sobre las ruedas de los coches o verter aceite en el asfalto, como ha hecho nuestro queridísimo – ejém – redactor jefe.

El pobre sigue aguardando a que alguien pague su fianza.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.