WAYNE GRETZKY’S 3D HOCKEY

El hockey sobre hielo hizo su debut en los 64 bits de Nintendo con un cartucho en el que predomina la concepción arcade.

Rapidez, todo tipo de golpes y muchos goles, son las armas del juego creado por Williams con la carta de presentación de una de las estrellas de la NHL.

Cuando Wayne Gretzky’s 3D Hockey se mostró en sociedad, era el primer simulador deportivo que aparecía en Nintendo 64.

El tiempo fue pasando desde aquella celebrada noticia y, el retraso del lanzamiento en España hizo que el fútbol sustituyera al hockey sobre hielo como primera disciplina deportiva en llegar a nuestro mercado.

Los creadores de este sugerente cartucho, como decíamos, fueron los componentes de Williams; una compañía que por aquel entonces estaba apostando fuerte por el mundo del hielo, con otros lanzamientos como 2 On 2 Open Ice para PlayStation.

Menudeces aparte, el título basa gran parte de su atractivo en su arrolladora jugabilidad, ofreciendo todo tipo de lanzamientos y acciones, incluyendo luchas a puñetazo limpio al estilo de las que pudimos disfrutar en las primeras versiones de la saga de NHL para Mega Drive.

A diferencia de otros representantes de su género, permite abultados marcadores, especialmente en la modalidad arcade.

En el mencionado modo de juego es posible utilizar equipos de tres, cuatro o cinco jugadores, y establecer periodos comprendidos entre minuto y medio y tres minutos.

Aquellos que prefieran una concepción más tradicional, también pueden exprimir el modo simulación.

La jugabilidad está acompañada, en el apartado visual, por unos magníficos gráficos en 3D, especialmente llamativos en las repeticiones.

Sin embargo, las siete cámaras incluidas durante los partidos ofrecen perspectivas bastante lejanas, lo que impide apreciar el juego en toda su dimensión.

También hay que destacar la presencia de equipos y jugadores reales, y muy significativamente la aparición estelar de Wayne Gretzy, que aunque a muchos os suene a bailarín ruso, era una de las estrellas de la NHL que ya le cedió su nombre a otro juego para Mega Drive de Time Warner.

A GUANTAZO LIMPIO

Las diferencias entre los jugadores se arreglan mediante animosas y poco educativas peleas a puñetazo limpio.

EN SÍNTESIS

Los movimientos y el diseño de los jugadores son magníficos, aunque se echa en falta poder seguir el juego desde más cerca.

Hasta quince melodías de gran calidad acompañan a los jugadores durante el desarrollo de los partidos.

Muy buenas.

Comentarios y diferentes sonidos, incluidas melodías de órgano, completan un apartado sonoro más que correcto.

Y en lo jugable, la rapidez, la facilidad en el control y la capacidad goleadora hacen que este sea un apartado estrella.

Lamentablemente, el retraso de su lanzamiento en España permitió que este cartucho no merezca el honor de pasar a la historia como el primer simulador de un deporte en equipo para Nintendo 64.

Pero, independientemente de esta anécdota, su concepción arcade y su calidad general hacen que sea una opción incuestionable para todos los aficionados.

PROS Y CONTRAS

A destacar el sencillo control de los jugadores sobre el hielo, pese a la falta de perspectivas cercanas para seguir el juego.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.