WETRIX

Wetrix, en el fondo, no deja de ser una versión del modelo clásico de puzzles a base de bloques, tanto en su estética como en sus principios, que visionó la nueva era del espacio tridimensional.

Su punto de vista isométrico – obsequio y maldición a la vez – aporta veracidad a la necesidad vital de conservación del agua.

El elenco de piezas manejado por el usuario, desde los Uppers y Downers que alteran el paisaje hasta las bombas, hace que el juego se centre más en el control climático que en el de la prevención de catástrofes.

Y así, un usuario calculador puede controlar las amplias sesiones que la inmediatez táctica de Tetris raramente permite.

Las piezas descendientes llevan a un clímax de autoflagelación que obliga a escoger el mal menor para progresar, lo que convierte a Wetrix en una lucha aterradora por la supervivencia.

El modo desafío y las dificultades llevan el concepto un paso más allá, forzando la improvisación y la imprecación para que aparezcan los arcoíris – regalos del cielo para salvar el mundo -.

La pantalla multijugador dividida, no obstante, permite al usuario vengarse con las mismas armas de destrucción que han sido su perdición en el modo individual.

En cualquier caso, el universo del juego, suspendido en un eje espacial a modo de salvapantallas, permite salpicar el infierno celestial con algunas florituras estelares.

Suaves texturas y efervescentes efectos de partículas sirven para recubrir de una engañosa inocencia las interacciones riesgo-recompensa, a menudo punitivas.

Y pese a sus adaptaciones exclusivas – especialmente para la Dreamcast de SEGA -, Wetrix se sintió como pez en el agua en Nintendo 64, demostrando que la máquina, tanto en su diseño físico como teórico, podía desafiar y alterar los antiguos sistemas de juego.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.