WHOPPER CHASE

Whopper Chase Burger King ZX Spectrum Amstrad CPC Commodore 64 C64 MSX Erbe Arcade 1987 Xtreme Retro Pixel Art

Refrescos carbonatados, aperitivos de dudosa coloración y hamburguesotes chorreantes de grasa son productos que todos hemos ingerido, en mayor o menor medida, durante esos maratones de días enteros pegados al teclado.

Así son las cosas.

¿A alguien no le extraña que surgieran videojuegos a su alrededor?.

Whopper Chase Burger King ZX Spectrum Amstrad CPC Commodore 64 C64 MSX Erbe Arcade 1987 Xtreme Retro 1

Tan poco sana como fascinante en su cutrez, títulos como Whopper Chase demuestran que, a diferencia de nuestros estómagos, los píxeles lo digieren todo.

Y es que la habilidad de los sellos españoles en los ochenta para vestir sus trabajos con historias ingeniosas a la par de absurdas no tenía parangón.

Whopper Chase Burger King ZX Spectrum Amstrad CPC Commodore 64 C64 MSX Erbe Arcade 1987 Xtreme Retro 2

Así que, cuando Burger King encargó a la todopoderosa Erbe un título promocional, los programadores a sueldo de la distribuidora – aquellos que, ese mismo año, darían forma al núcleo de Topo Soft – pergeñaron un relato protagonizado por una hamburguesa inteligente del año 2.025 que debía dirigirse a casa de su comprador, a fin de ser devorada.

Whopper Chase Burger King ZX Spectrum Amstrad CPC Commodore 64 C64 MSX Erbe Arcade 1987 Xtreme Retro 3

Muy inteligente no debía ser, después de todo.

Whopper Chase Burger King ZX Spectrum Amstrad CPC Commodore 64 C64 MSX Erbe Arcade 1987 Xtreme Retro 4

Menudeces aparte, el juego resultó ser un arcade dotado con esa desquiciante dificultad propia de nuestro país y de aquella época, pero saber que estábamos guiando al protagonista hacia su aniquilación – igualito que las niñas de The Path, mira tú… – le añade un matiz distópico muy interesante.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.