WIIMOTE SIMULATOR SPECIAL CHAMPION EDITION EX PLUS ALPHA II

Shigeru Miyamoto Nintendo Wii Pixel Art Xtreme Retro

Una espada, un bate de béisbol o una caña de pescar.

El mando de Wii ha conseguido simular en pantalla los usos de los objetos más diversos.

No obstante, gracias a este codiciado juego podréis emular las posibilidades lúdicas y festivas del utensilio más aplaudido desde la pasada generación.

Ni un iPhone ni una PS3.

Wiimote Simulator Special Champion Edition Ex Plus Alpha II imita, precisamente, ¡un mando de Wii!.

Y así, gracias a este prestigioso simulador, podrás controlar al propietario de una Wii  – cuyo aspecto fisiológico puedes modificar a placer hasta convertirlo en tu alter ego virtual, con una variedad de opciones de tuneado que haría palidecer al mismísimo diseñador de los Miis – desde la primera toma de contacto.

Un sistema lo bastante asequible que mezcla la acción en primera persona con una simplificación de las normas de convivencia en la línea de los Sims, y que permitirá a nuestro personaje mostrarle el mando a sus respectivos amigos, agitarlo por doquier, destrozarlo, repararlo y, llegado el caso, introducirlo en agujeros – no necesariamente corporales – con un diámetro suficiente, o bien revenderlo por internet, defenderse de los gañanes de Hombres, mujeres y viceversa u otros animales salvajes.

Y por supuesto, el juego contempla la opción más evidente: emplear el mando de Wii para jugar a la Wii del personaje elegido.

El mayor handicap, no obstante, consiste en que el único título dispoible es el Wiimote Simulator Special Champion Edition Ex Plus Alpha II, en el que controlas al propietario de una Wiicuyo aspecto fisiológico puedes modificar a placer hasta convertirlo en tu alter ego virtual, con una variedad de opciones de tuneado que haría palidecer al mismísimo diseñador de los Miis – desde la primera toma de contacto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.