WILD WEST C.O.W. BOYS OF MOO MESA

Wild West COW Boys of Boo Mesa Konami

Desmitificador, divertido y tremendamente violento.

Wild West C.O.W. Boys of Moo Mesa se olvida de megalómanas recreaciones de grandes urbes para centrar toda su acción en el Salvaje Oeste, la tierra donde Cowlorado Kid, Dakota Dude, Marshall Moo Montana y un nuevo personaje que no aparecía en la serie televisiva – y por extensión diseñado exclusivamente para el juego -, Buffalo Bull, harán todo cuanto esté en su poder para que se respete la Ley.

wildwestcow_screenshot

Aunque la historia suene a drama, Wild West C.O.W. Boys es una violenta comedia que fusila sin complejos elementos de otros clásicos de valor incunable, entre los que destaca el incombustible Sunset Riders.

La originalidad no es uno de los puntos fuertes en esta producción de Konami, pero lo compensa con mucha acción y toneladas de desparpajo.

moo002

La mecánica es tan directa y divertida que pasarás por alto el evidente reclamo gráfico, centrando toda tu atención en su delirante desarrollo, en el que no faltan multitud de referencias a la obra de Ryan Brown; popularmente conocido por su labor al frente de las célebres Tortugas Ninja.

Desde la genial banda sonora que ofrece temas de Billy Dean y Verton Thompson a toda suerte de ataques mortales de necesidad.

moomesa-10

El progreso lineal, en el que podrás olvidarte de la trama principal para liquidar a centenares de enemigos cargados de funestas intenciones, vuelve a demostrarse infalible.

A estas alturas, más que un título original, lo que pedimos es diversión a raudales.

Y Wild West C.O.W. Boys of Moo Mesa cumple sobradamente con esa parte del trato.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.