WONDERDOG

Wonder Dog mascota Wonder Mega Sega Mega CD Amiga Core Design JVC Xtreme Retro 4

Aunque no hayas jugado con Wonderdog en tu vida, aquella mascota diseñada para convertirse en el nuevo Sonic de Wondermega pero que finalmente terminó viendo la luz como uno de los primeros juegos de plataformas para Mega CD – con su correspondiente port de Amiga -, lo más probable es que esta creación de Core Design te resulte familiar.

Wonder Dog mascota Wonder Mega Sega Mega CD Amiga Core Design JVC Xtreme Retro 8

No porque las mecánicas se hereden de aquí o ahí, o porque hayas probado otros títulos similares.

Seguramente algo de eso habrá, pues las influencias de Super Mario Bros están desde el principio sobre la mesa.

Wonder Dog mascota Wonder Mega Sega Mega CD Amiga Core Design JVC Xtreme Retro 1

Pero no me refiero a eso.

Wonderdog te va a resultar familiar porque es un producto JVC de manual, con cielos azules y personajes edulcorados, sí, pero también lo otro; sobre todo lo otro: mecánicas sólidas exprimidas hasta lo que parece su límite, para luego reaprovecharse desde un nuevo ángulo que jamás habrías imaginado.

Wonder Dog mascota Wonder Mega Sega Mega CD Amiga Core Design JVC Xtreme Retro 2

Con un diseño de niveles al servicio de ese esqueleto jugable del que depende cada elemento en pantalla.

Wonderdog es, a su manera, un título con personalidad propia; en parte gracias a un laboratorio de ideas encadenadas a una mecánica que crece ante tus ojos y se revela poco a poco, sin dejar de expandirse hasta su inevitable final.

Wonder Dog mascota Wonder Mega Sega Mega CD Amiga Core Design JVC Xtreme Retro 3

En el caso de Wonderdog esa mecánica tiene que ver con el escenario, y nunca es lo que parece.

Otro clásico de Core Design como Chuck Rock ya vivía de esto.

O las zonas secretas de todos los Marios que en el mundo han sido.

Wonder Dog mascota Wonder Mega Sega Mega CD Amiga Core Design JVC Xtreme Retro 9

Pero en Wonderdog aún más si cabe: el personaje corre a una velocidad envidiable, salta como el mejor de los fontaneros, y lanza estrellas que recuerdan poderosamente a sus bolas de fuego.

Wonder Dog mascota Wonder Mega Sega Mega CD Amiga Core Design JVC Xtreme Retro 6

Y sin embargo, es el escenario quien se encarga de proporcionar los recursos necesarios para garantizar su progreso.

Wonder Dog mascota Wonder Mega Sega Mega CD Amiga Core Design JVC Xtreme Retro 10

Por eso nada de lo que se ve, o se intuye en pantalla, es inocente.

Cada milímetro del nivel puede esconder algo valioso, y cada plataforma invisible guarda la solución a una búsqueda secundaria.

Wonder Dog mascota Wonder Mega Sega Mega CD Amiga Core Design JVC Xtreme Retro 5

Que todo lo que existe, esté por algo.

Así pues, nada más sospechoso que una esquina vacía en cualquier rincón olvidado.

Wonder Dog mascota Wonder Mega Sega Mega CD Amiga Core Design JVC Xtreme Retro 11

Como sus escenarios, que parecen simples aunque de una belleza considerable, Wonderdog no debe interpretarse como un juego menor.

Wonder Dog mascota Wonder Mega Sega Mega CD Amiga Core Design JVC Xtreme Retro 7

Puede que no compita con los blockbusters de la época, ni pretenda destronar a franquicias consagradas, pero nadie debería confundir etsa actitud con humildad; pues nos estamos refiriendo a un programa exuberante, vivo, gráficamente impecable, y pensado para mejorar con cada partida.

Wonder Dog mascota Wonder Mega Sega Mega CD Amiga Core Design JVC Xtreme Retro 12

Esto es lo que tiene Core Design en su catálogo, en vez de triples A – con permiso de Tomb Raider, claro está  -: juegos que no te vas a acabar en la vida, sin importar cuántas veces te los pases.

En suma, una buena razón para comprarse un Mega CD.

O por la que deberías hacerlo, si aún no te has decidido.

Wonder Dog mascota Wonder Mega Sega Mega CD Amiga Core Design JVC Xtreme Retro 14

Si eres un lector asiduo de Xtreme Retro, comprobarás que se te empiezan a acumular los motivos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.