WORLD OF ILLUSION: STARRING MICKEY MOUSE AND DONALD DUCK

En los últimos años, los títulos basados en personajes Disney, especialmente si nos referimos a las películas, han pecado de ser unos juegos bastante comerciales, y que adolecían de una jugabilidad poco profunda, algo que no es necesariamente malo, si el producto se destina a un público muy concreto, que tiende a coincidir con relativa frecuencia con los más pequeños de la casa.
.

A la espera del nuevo juego de la factoría de sueños, Epic Mickey, que puede dar una nueva vuelta de tuerca a los juegos del personaje, por el momento el panorama se mantiene de este modo inalterable.

En el pasado, sin embargo, el ratón Mickey fue uno de los personajes que mejor supieron aprovechar las posibilidades que ofrecían las consolas, algo especialmente notorio en la etapa de 8 y 16 bits, donde cada nuevo título del personaje podía incluso rivalizar con los más grandes del género, como Mario o Sonic.

.
Castle of Illusion, Land of Illusion, Magical Quest, Mickey Mania, son unos buenos ejemplos de lo que os digo, unos títulos que contaron con una gran acogida por parte de los usuarios y fueron galardonados con las más altas puntuaciones en las revistas especializadas del sector.

.
Para la ocasión, quiero hablaros del mítico World of Illusion, uno de los más divertidos plataformas con que contó Mega Drive en su etapa inicial, que sigue siendo altamente recomendable a día de hoy.

La historia del título, como en la mayoría de los plataformas de la época, es bastante sencilla. Mickey y Donald caen en el interior de una caja mágica mientras realizan su espectáculo ante un desconcertado público que los ve desaparecer. Poco más se necesita para meter al jugador en situación.

.
A pesar de lo simplista del argumento, en el resto de apartados es donde los programadores de Disney consiguieron lucirse.

.
Los gráficos son realmente bellos, y muy efectivos, mostrando en todo momento una gran cantidad de detalles en pantalla que en ningún caso llegan a cargar los diferentes escenarios, que a la postre resultan de lo más variados.

.
Frondosos bosques, cielos poblados por inmensas nubes, vastos fondos marinos, oscuras grutas, y un largo etcétera serán los páramos que deberán atravesar Mickey y Donald si pretenden escapar con vida de este peculiar mundo.

.
Lo mismo sucede con la música, es bastante agradable y acompaña a la acción con maestría en todo momento, e incluso los programadores se han permitido el lujo de incluir diversas voces para los distintos hechizos, como el recurrido “Alacazam!” con el que en determinadas fases daréis vida a una alfombra mágica con la que surcar los cielos, o crearéis burbujas de aire que os permitan manteneros con vida bajo el fondo del mar.

.
Pero el mejor apartado, sin ninguna duda, es el que atañe a la jugabilidad. El jugador podrá elegir entre controlar a Mickey, Donald, o incluso un segundo jugador puede unirse a la partida de modo que será preciso que ambos personajes colaboren entre ellos para poder superar las distintas fases que componen el título. Y para añadirle más variedad al desarrollo, la ruta cambia en función del personaje elegido, o de si se juega de forma conjunta, lo que alarga la duración del título de forma considerable. Sin ninguna duda, el modo cooperativo, es uno de los más divertidos que han podido jugarse en los circuitos de una Mega Drive.

.
EL control, como no podía ser de otra forma, resulta bastante sencillo e intuitivo. Con apenas dos o tres botones, el total del que disponía el mando original de la 16 bits de SEGA, podréis realizar el total de acciones disponibles en el cartucho, que si bien no son muy variadas, en ningún momento se hechan en falta otras nuevas.

.

RESUMIENDO

Un título entrañable, con unos gráficos que han sabido resistir bastante bien el paso del tiempo. Mención especial para las animaciones de sus protagonistas, un apartado en el que siempre ha destacado Disney sobre sus competidores, al menos en tiempos pasados, del que este juego es un buen exponente, donde la diversión y un gran acabado técnico se dan la mano, y la sencillez no significa en absoluto simpleza, sino que se traduce en una explosión de jugabilidad. Especialmente si tenéis la suerte de poder jugar a dobles.

Uno de los mejores títulos en los que ha puesto su firma el ratón Mickey, que sabe hacerse jugar y disfrutar. Tan solo es preciso destacar que, a pesar de que el recorrido cambia en cada partida, el título no resulta especialmente largo, lo que no se ve favorecido por la baja dificultad del cartucho.

.
Salvando estos pequeños detalles, por todo lo demás este juego debería ser un “must have” para todos aquellos que hayan tenido la ocasión de jugar con la Mega Drive en su tiempo, que son quienes mejor sabrán exprimir todas las virtudes del título, que no son precisamente pocas.

.
Pero independientemente de si la Mega Drive os parece una consola muy desfasada o no, en función de vuestra edad, conseguid una copia de este título, y probad a jugar con vuestros hermanos o amigos un rato. Tendréis diversión garantizada para toda la tarde. Prometido.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.