WWF ROYAL RUMBLE

WWF Royal Rumble THQ Sega Dreamcast Xtreme Retro Pixel Art

Los chicarrones del wrestling regresan con otro juego que nos ofrece mejoras respecto a sus competidores en este subgénero, a medio camino entre el deporte y la lucha.

Así, nos encontramos una buena definición en el modelado de los personajes, similares a los reales, y con sus mismos movimientos.

El control es muy sencillo: basta con un botón para que agarremos a nuestro rival, y si después presionamos cualquier otro junto al stick hacemos una espectacular llave.

royalrumble_1-616x462

También tenemos combinaciones de botones para pedir a un compañero que se meta en el ring y nos ayude a realizar un golpe, o simplemente para que nos alcance algún objeto con el que atizar al contrario.

Pero es en los modos de juego donde encontramos la mayor novedad, porque nos deja participar en la Royal Rumble, una modalidad de combate donde se reúnen hasta nueve luchadores simultáneos sobre el ring.

Toda una demostración de poderío.

royalrumble_2-616x462

La cosa mejora si cuatro de ellos son controlados por otros tantos jugadores con ganas de recordar el buen hacer de Hulk Hogan y compañía.

Y si esto se os queda corto, siempre podéis acabar el combate entre bastidores, en el parking o bajando a los sótanos.

Cualquier sitio vale con tal de partirse la cara.

LUCES Y SOMBRAS

Conviene destacar la posibilidad de ejecutar golpes respaldados por un compañero, y la agradecida opción de participar en la Royal Rumble.

royalrumble_3-616x462

Lamentablemente, los modos de juego disponibles resultan algo escasos, y tampoco podéis crear un luchador propio.

EN SÍNTESIS

Un buen juego para amantes de la lucha libre.

Si os contáis entre ellos, lo disfrutaréis de lo lindo.

En caso contrario, no lo toquéis ni con un puntero láser.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.