WWF SUPERSTARS

WWF Superstars Game Boy Pixel Art Xtreme Retro

Quién hubiese dicho que el Pressing Catch, aquel truculento espectáculo que condicionó a toda una generación, volvería de una forma tan fuerte y estable a nuestro país.

WWF Superstars Game Boy Rare Ljin Retro 4

Es evidente que las modas son cíclicas, pero el impacto que alcanzaron en la televisión las competiciones de la WWF no pasó inadvertido entre los consumidores de videojuegos.

Razón de más para recordar a este memorable cartucho de Game Boy, gestado en el seno de Rare.

WWF Superstars Game Boy Rare Ljin Retro 5

Tal como marcaban los cánones, y en vista de su desproporcionada popularidad en otros sistemas, tocaba repetir su éxito en la portátil con estrellas del calibre de Hulk Hogan, Randy Savage, Mr. Perfecto, “el hombre del millón de dólares” o el mismísimo “Último Guerrero“.

WWF Superstars Game Boy Rare Ljin Retro 1

A su favor, pese a su humilde calidad, hay que decir que se trata de un cartucho más sólido, menos acartonado e intuitivo que otros competidores directos – mucho más ortopédicos, quizá, aunque efectistas -, y en lo técnico está considerablemente más cuidado: la representación de los luchadores es asombrosamente fiel, las animaciones son más fluidas, más creíbles, y otros detalles minimalistas denotan cierta seriedad por parte de LJN, ante nuestras naturales sospechas.

WWF Superstars Game Boy Rare Ljin Retro 3

La gran duda ahora es predecir si el programa todavía puede cuajar en un mercado como el actual, donde la mayoría de las caras resultan prácticamente desconocidas.

Ya saben, no es éste un país donde la calidad se valore a la alza.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.