X-SQUAD

Todos recordamos, con cierta frialdad, los primeros títulos de PS2, muy alejados de las maravillas que llegaron a ser Shadow of the Colossus o GTA: San Andreas.

X-Squad se lanzó un par de semanas después del debut de la consola, y era obra de Electronic Arts y Square, que, por aquellos tiempos, hacían cosas conjuntas.

Era un shooter en tercera persona que concentraba todo su encanto en una mecánica presente incluso en el título: comandar un escuadrón de cuatro personajes.

Nosotros manejábamos directamente a Ash, en una historia que no era el plato fuerte del juego y de la que apenas conocíamos detalles al comenzar la partida.

Podíamos dar órdenes a otros tres personajes, para que actuaran en solitario o en grupo para darnos fuego de cobertura, inspeccionar una zona, etcétera.

El desarrollo de los niveles era siempre el mismo, más o menos avanzar por el escenario, limpiar una zona de enemigos, abrir una puerta… y vuelta a empezar, hasta llegar al enemigo final.

Un desarrollo plano donde los haya y que, además, estaba lastrado por otro aspecto: quitando el nivel de dificultad más alto, los compañeros no eran realmente necesarios.

Además, su IA, como sus animaciones, en ocasiones, era errática.

Añadid música repetitiva, un doblaje correcto en inglés, aunque con algunas voces nada inspiradas, y, de nuevo, tenemos un título sin alma, que desaprovechó la oportunidad de despuntar.

CUANDO LA “X” MARCA EL LUGAR DEL QUE HUIR

Personajes con diseño “plasticoso”, desarrollo plano y repetitivo, carente de alma, corto, con una banda sonora monótona, IA y animaciones mejorables, fallos gráficos tanto en personajes como escenarios…

Uno de los muchos títulos disponibles en la ventana de lanzamiento de PS2 que, con más meses de trabajo, podría haber dado más de sí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.