XENOGEARS

¿Un complejo proyecto de ciencia ficción con un presupuesto de millones de yenes, o el juego de rol más ambicioso concebido hasta la fecha?.

Tratándose de Xenogears, muchos dirán que ambas cosas a la vez.

El juego tiene un trasfondo argumental que abarca diez mil años, fue concebido por cuatro guionistas e incluye batallas, especies y tecnologías olvidadas; la mitología aparece a una extraña escala, aunque ha sido acusado de realizar un maridaje contranatura entre robots gigantes y un aparato filosófico excesivamente elaborado.

En cualquier caso, Xenogears ofrece una de las historias más atractivas y desafiantes de los RPG japoneses.

Basta con decir que sus múltiples sistemas de batalla y su irresistible desfile de componentes superaron a la mayoría de títulos coetáneos por su riqueza creativa.

El reparto es amplio y fascinante, y el protagonista, Fei Fong Wong – llamado así en honor del legendario héroe chino Wong Fei Hung de Guangdong, que sufrió abusos de su madre adoptiva desde temprana edad -, es un personaje torturado y compasivo.

El juego conjuga a la perfección las ambientaciones locales e intergalácticas, y muestra cómo los cambios de las pequeñas comunidades afectan al gran escenario del universo.

Un sistema de batalla exquisitamente concebido, junto con elementos de exploración bien ejecutados, ofrecen un espíritu y un propósito a la historia.

Pero este es un juego malogrado por su propia escala.

Desgraciadamente, la segunda parte desciende a extensas escenas cinemáticas que limitan la cantidad de interacciones, debido al desesperado intento de sus diseñadores por cerrar las líneas argumentales antes de que se agotara el presupuesto.

Pese a todo, Xenogears sigue siendo un triunfo del intento por construir un mundo, un punto culminante para sus desarrolladores y para el género.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.