YOJI SHINKAWA, EL INCONFUNDIBLE ILUSTRADOR DE LA SAGA METAL GEAR

Yoji Shinkawa es uno de los ilustradores más famosos en el mundo entero, conocido por sus trabajos en la serie de Metal Gear y Zone of the Enders.
Su estilo inconfundible con frecuencia es elogiado por sus grandes dotes artísticas, así como por su depurada técnica.
Entre sus fuentes de inspiración se encuentran diversos artistas de anime, algo lógico dada su nacionalidad, como Yoshikazu Yasuhiko y Yoshitaka Amano, entre otros.
Sin embargo, su obra bebe de igual modo de otras fuentes europeas, como es el caso del fabuloso artista Moebius, de origen francés, y que ha sabido ilustrar con maestría los vastos mundos que componen el universo de Panzer Dragoon.
Para sus trabajos tiende a usar plumas de tinta con un pincel con punta de fieltro, y el resultado es simplemente espectacular.
No hay más que contemplar el juego entre luces y sombras, como la oscuridad se confunde con los contornos más claros y se mezclan para dar forma a unos dibujos que expresan y transmiten una belleza inusitada.
Basta con observar por un momento el boceto del Ninja, por nombrar tan solo un ejemplo, para darse cuenta del contorno de los músculos y la perfección en los trazados que componen la anatomía del guerrero caído en combate.
Y es que, al igual que sucede con Ayami Kojima y la serie de Castlevania, los juegos de Metal Gear nunca hubieran sido lo mismo sin él, ni sin el inconfundible sello de sus personajes, que han nacido de su pluma y los programadores de Konami han sabido llevar a la vida en cada uno de los juegos de los que componen la saga.
Un artista inigualable, para una saga inimitable.
Así de simple y rotundo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.