YOSHI: TOUCH & GO

Aunque Yoshi: Touch & Go no obtuvo el éxito de Mario 64 o Pilotwings, expresa muy bien los valores de Nintendo: el hardware debe permitir nuevas experiencias y su software específico debe aprovechar estas posibilidades.

Y una consola tan innovadora como DS demostró todo su potencial con este juego.

Yoshi: Touch & Go prescinde de los controles tradicionales y, aunque posee las características propias de un plataformas clásico en gloriosas 2D, su finalidad consiste en superar puntuaciones en cada nueva partida.

Es así como su genialidad resulta evidente.

Dividido en dos estilos de nivel, cada ronda comienza con un descenso vertical en el que un bebé Mario cae en picado a través del cielo sin poder evitarlo.

Si arrastras nubes a la pantalla inferior, puedes guiarlo hasta las monedas y alejarlo del peligro.

Sin embargo, debajo espera Yoshi – con un color y unas habilidades específicas que dependen del número de monedas recogidas en la caída desde el cielo -.

Tras aterrizar, comienza su inexorable viaje hacia la derecha de la pantalla, con el bebé a bordo.

Si arrastras más nubes, puedes superar los agujeros, atrapar enemigos y recoger más monedas.

Si tocas a Yoshi, salta, mientras que si tocas cualquier otra parte de la pantalla, este lanza un huevo – lo que resulta muy útil para recoger monedas en la pantalla superior -.

Cualquier nube superflua se puede eliminar soplando en el micrófono de la DS, pero para terminar una ronda sólo se necesita un enemigo.

Todo está dibujado con un estilo pictórico que evoca al legendario Super Mario World 2: Yoshi’s Island de Super Nintendo; pero Yoshi: Touch & Go resulta tanto o más eficaz, y también demuestra que, en ocasiones, una idea clara puede beneficiarse de algunas nubes.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.