YU SUZUKI, UN VISIONARIO AL SERVICIO DE SEGA

Nos hizo volar en un F-14, conducir un Ferrari y repartir estopa en el Japón de 1.986…

Pocas personas han tenido un impacto tan notable en la historia de los videojuegos como Yu Suzuki.

Durante las décadas de los 80 y 90, al frente de la división AM2 de SEGA, Suzuki marcó la senda a seguir por toda la industria.

Tras sorprender a sus superiores en 1.983 con su primera creación, Champion Boxing para la consola SG-1000 – que también supuso el debut de la no menos genial RiekoPhoenix RieKodama -, Suzuki inició una carrera meteórica que nos brindaría las coin-ops más innovadoras y espectaculares de la historia.

Poco más adelante haremos una selección de sus proezas técnicas, que llevó con maestría a los salones recreativos.

Suzuki hizo del diseño de las cabinas todo un arte, empezando por el mueble con forma de moto de Hang-On, con el objetivo de expandir la experiencia de juego más allá de los límites del monitor.

Después, llegarían el sillón hidráulico de Space Harrier, el espectacular mueble Deluxe de OutRun – posiblemente el juego de conducción más hermoso de todos los tiempos – y la colosal cabina de After Burner.

Y cuando el scaling se le quedó corto, Suzuki lideró el siguiente paso evolutivo: los polígonos.

SIEMPRE UN PASO POR DELANTE

No fue la primera recreativa en utilizar polígonos – ese honor le corresponde al I, Robot de Atari -, pero no hay duda de que la aparición de Virtua Racing y Virtua Fighter marcó un antes y un después en la industria del videojuego.

Después de aquello, ya no hubo marcha atrás.

En AM2 siguieron diseñando recreativas, cada vez más realistas y espectaculares, pero la inquieta mente de Suzuki quería ir más allá de los arcades y utilizar los entornos poligonales para crear el RPG definitivo, inspirado en el universo de Virtua Fighter.

Aquel proyecto acabaría derivando en la producción más cara de la historia de SEGA: una obra maestra llamada Shenmue.

La odisea de Ryu Hazuki en el Japón de 1.986 no se parecía a nada creado hasta la fecha.

Una aventura tan ambiciosa, tanto a nivel técnico como narrativo, que casi arruina a SEGA – jamás llegaron a amortizar la inversión de 47 millones de dólares -.

La leyenda de Shenmue se detuvo abruptamente en 2.001, pero podremos retomarla, por fin, en 2.018, de la mano de Suzuki.

Lo siguiente, por favor, que sea OutRun 3.

SHENMUE III

Suzuki dio el campanazo en el E3 de 2.015 al anunciar sus planes de continuar, por fin, la trama de Shenmue.

El juego llegará, si Dios quiere, a PS4 y PC en la segunda mitad de 2.018.

PÓNGAME UNA DOCENA DE CLÁSICOS

CHAMPION BOXING (1.984)

Suzuki inició su carrera en SEGA, junto a Rieko Kodama, con este juego de boxeo para SG-1000.

HANG-ON (1.985)

Un mueble espectacular con forma de moto, el debut de la tecnología super scaler y la primera creación de AM2.

SPACE HARRIER (1.985)

Una sorprendente fantasía con criaturas delirantes, scaling vertiginoso y una silla hidráulica.

OUTRUN (1.986)

Suzuki se inspiró en Los Locos de Cannonball para crear una joya eterna, rematada por la genial música de Hiro.

AFTER BURNER (1.987)

Scaling, loopings vertiginosos y rock ochentero para emular a Maverick a los mandos de un F-14.

RENT-A-HERO (1.991)

Inédita fuera de Japón, esta deliciosa aventura para Mega Drive nos convertía en un héroe de alquiler.

VIRTUA RACING (1.992)

No fue la primera coin-op en usar polígonos, pero sí la que marcaría la senda a toda la industria.

VIRTUA FIGHTER (1.993)

AM2 lideró la revolución 3D de la lucha con una placa tan impresionante como exigente.

VIRTUA COP (1.994)

El primer shooter sobre raíles en un entorno poligonal, otra revolución liderada por Suzuki.

DAYTONA USA (1.994)

Polígonos y texturas unidos para crear un arcade de conducción sencillamente inolvidable.

SHENMUE (1.999)

Una obra maestra adelantada a su tiempo que no ha envejecido ni un ápice.

FERRARI F355 CHALLENGE (1.999)

Este simulador de conducción nos hizo sufrir de lo lindo con su tono realista y sus graficazos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.