ZACK MCKRACKEN AND THE ALIEN MINDBENDERS

Zack McKracken no es la más ingeniosa ni cautivadora de las aventuras gráficas que, al principio, alumbró LucasArts, pero sin duda es la más ambiciosa.

De hecho, muchos aficionados la han definido como una “película” de misterio new age, que lleva a su héroe por los lugares más recónditos del mundo; desde las calles de San Francisco pasando por el territorio de los templos de los antiguos mayas en América Central, hasta las dunas inestables de Marte.

Zack, el periodista dedicado a tareas que él mismo se impone, como entrevistar ardillas de tres cabezas o informar sobre avistamientos de ovnis, es un atractivo hombre corriente.

Vestido como al estilo de los años ochenta – corbata fina y pantalones ajustados -, vive en un pequeño apartamento destartalado, y debe acordarse de cumplir las más simples tareas domésticas – como pagar la factura del teléfono y lavar los platos -, e incluso tiene que controlar su contabilidad mientras viaja alrededor del mundo.

Puede que no parezca muy divertido, pero tener dinero significa tener libertad en el universo de Zack McKracken, y si alguna vez te quedas sin él deberás encontrar la manera de conseguirlo.

Dicho lo cual, Zack McKracken aúna todo tipo de misterios y teorías conspiratorias para crear un argumento fascinante que no olvida casi ningún detalle: se explora concienzudamente la faz de Marte, así como los chamanes africanos y el Triángulo de las Bermudas.

Un juego digno de loa y, pese a que nunca tuvo una continuación oficial, han surgido un buen número de proyectos realizados por sus admiradores a través de los años.

Aunque Zack nunca será tan popular como Guybrush Threepwood y sus amigos piratas, o como los geeks de Day of the Tentacle, arrastra unos seguidores incondicionales.

La mayoría, curiosamente, en Alemania.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados.
Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico.
Pasad, pasad… bajo vuestra propia responsabilidad.