ZOMBIES ÁVIDOS DE CARNE HUMANA – PRIMERA PARTE

Michael Jackson Pixel Art Xtreme Retro Zombie

LA SEMILLA DEL MAL

Sientes en tu nuca un aliento fétido y pesado.

Te das la vuelta y descargas tu escopeta sobre la figura oscura y semidescompuesta que se tambalea… un muerto viviente.

tumblr_m5by7ga0sA1qk0e3do1_500

El segundo disparo le ha separado la cabeza del cuerpo, y el zombie se desploma a tus pies en medio de un charco de sangre rancia.

Huyes por el pasillo en una carrera desquiciada, mientras tus pasos retumban con un crujido sordo.

De repente, una ventana estalla en mil pedazos y caes, como petrificado, sobre la alfombra.

tumblr_m0f4uugKZd1r0p3xgo1_500

Pocos juegos inspiran un terror tan genuino.

Conocida como Biohazard en su país de origen, la franquicia de Capcom es producto de la retorcida creatividad de Shinji Mikami, que se incorporó a la compañía como diseñador en 1.990.

Despuntó con un proyecto que incluía elementos más propios de los RPG’s y los juegos de aventuras, engalanado por una atmósfera de horror primordial que acabaría por convertirse en todo un filón.

Resident Evil se editó en PlayStation allá por el lejano 1.996, tras dos largos años de desarrollo, y fue aclamado inmediatamente como uno de los primeros títulos que suscitaban auténtico temor.

Su exquisita jugabilidad se completaba con un apartado gráfico imponente y la tensión constante que generaba el inminente ataque de zombies sedientos de sangre; un recurso extraído de Hollywood, tal como especificaremos en futuras entregas de este reportaje.

La trama nos proponía encarnar a Chris Redfield o Jill Valentine, aventajados miembros del escuadrón antiterrorista S.T.A.R.S., enviados sin saberlo a una mansión infestada de muertos vivientes a fin de esclarecer una serie de asesinatos.

Y dicho sea de paso, el juego no había podido llegar en mejor momento para Capcom.

A pesar de un historial con veinte años de liderazgo indiscutible en el sector, los consumidores ya empezaban a dar claros síntomas de abandono tras incontables beat’em up y demás títulos cortados por el mismo patrón de Street Fighter II.

Con Resident Evil Capcom le demostró al mundo entero que podía ir mucho más allá, y Mikami recibió algo más que amables palmaditas en la espalda.

La inspiración le llegó gracias a los largometrajes de bajo presupuesto dirigidos por George A. Romero.

No obstante, los orígenes de Resident Evil se remontan a un humilde cartucho para NES que raramente figura en los anales de la historia, junto a otro clásico de valor incalculable como es Alone in the Dark, una aventura creada por Infogrames para PC a principios de los noventa.

En ella, el detective Edward Carnby se introducía en una siniestra mansión repleta de zombies, con fondos estáticos y personajes poligonales.

Los ángulos de cámara extraños, el curioso inventario de objetos, los enrevesados puzzles y la atmósfera inquietante parecen indicar que la ópera prima de Mikami no era tan novedosa y original como se pensaba.

Sin embargo, no es Alone in the Dark el producto que goza de ventas millonarias, tiene novelas, muñecos, e infinidad de películas o páginas web.

En Osaka incluso llegaron a construir un parque temático dedicado en exclusiva a Biohazard que, durante su etapa inicial, obtuvo un éxito sin precedentes.

Puede que sobre la primera entrega pese cierta sospecha de plagio, pero la serie ha ido creciendo y mejorando hasta adquirir dimensiones cinematográficas.

Con Resident Evil 2 la plaga de zombies se extendió hasta las calles de Raccoon City y, a partir de ahí, dos argumentos quedaban entrelazados.

tumblr_m70hbbzttv1qeftwfo1_500

Uno centrado en el policía novado Leon S. Kennedy, y el otro en la hermana de Chris Redfield, Claire, que acudía en busca de su pariente desaparecido.

En esta ocasión, el juego presentaba a un enemigo, si cabe, más poderoso: el mutante antaño conocido como William Birkin, prácticamente indestructible.

También se apuntaba que Umbrella, una organización corrupta, movía los hilos de la creciente epidemia de zombies.

Resident Evil 3: Nemesis continuaba en la misma línea, y ostentaba un argumento todavía más enmarañado en el que Jill retomaba su papel de protagonista, sola en la funesta ciudad, con sucesos que tenían lugar antes y después de lo ocurrido en Resident Evil 2.

La serie no tardó en estrenarse con nuevos formatos y en las más diversas plataformas, tales como Game Boy Color, Nintendo 64 o Dreamcast, que también fueron agraciadas mediante conversiones impolutas de Resident Evil, culminando con aquel memorable Resident Evil: Code Veronica que incluía fondos en plenas 3D junto a nuevas y temibles criaturas.

Supuso además el retorno de Claire y Chris como estrellas indiscutibles de un argumento inédito.

Desde entonces, Capcom se ha esforzado con mayor o menor fortuna por crear un reparto inolvidable.

A medida que la saga ha ido progresando, los personajes se han vuelto más reconocibles y el guión más envolvente.

De este modo, hasta la aparición del cuarto capítulo en discordia, cada episodio ha conseguido dar la impresión de formar parte de una serie con continuidad, en lugar de tener a cada héroe repartido por un entorno completamente distinto.

A la gente le gusta pasar miedo, qué duda cabe, y la atmósfera tan palpable que impregnaba aquellos títulos consiguió brindarle a la franquicia un toque de sofisticación.

Además, ¿quién no ha deseado verse convertido en el héroe de una película que sale victorioso de situaciones límite?.

Aquí tenéis vuestra oportunidad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Xtremeretro

About Xtremeretro

X.R. se nutre de juegos sobradamente conocidos, pero también de algunos considerados malditos por las habituales asociaciones de bienpensantes, y otros tantos injustamente olvidados. Rebuscamos en el fondo de nuestros archivos para traer aquellos títulos que todo el mundo debería probar, junto a las historias que se cuentan entre susurros en la industria del ocio electrónico. Pasad, pasad... bajo vuestra propia responsabilidad.